Haz de Jesús tu prioridad!

Haz de Jesús tu prioridad y verás cómo llegan las bendiciones por añadiduras.

 2º Corintios 9:6* 
“Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará”
Todo en la vida es una siembra: Siembras amor, siembras amistad, siembras fidelidad, siembras eficiencia, siembras buen trabajo, siembras excelencia. La pregunta es ¿Cómo es tu siembra, escasa o generosa? Lo que cosecharás depende de lo que siembras.  Reflexiona y has los cambios necesarios para que tu siembra de hoy te garantice los mejores resultados el día de mañana. Elimina toda mala siembra y enfócate en sembrar generosamente aquello que quieres recibir.