loader image

Pablo era lo que era, no por su abolengo judaico, ni por su gran elocuencia, ni por esfuerzo personal. Pablo dijo: «Soy lo que soy por la gracia de Dios». Pablo era lo que era, por lo que Dios había hecho y estaba haciendo en su vida, ya que entendía y siempre reconocía la importancia y el poder de la gracia de Cristo que obraba en él.

Ese suministro de gracia sobre gracia, es la plenitud gloriosa de Cristo Jesús dada a nosotros. Nos ha hecho participantes de la naturaleza divina y mediante ella, podemos degustar de la plenitud de Dios, beber de su vida, disfrutar de su justicia, sabiduría, paz y virtud cada día. Todo esto solo es posible por medio de Jesucristo, porque Él no solo es el medio para recibir la gracia, sino que Él es la fuente y origen de la misma.
Jesús el Cristo, ha sido constituido como la gracia preeminente para nosotros ayer, hoy y por los siglos, tal como de forma categórica lo expresa el apóstol Pablo en la segunda carta a Timoteo, «quien nos salvó y nos llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según su propósito y la gracia que nos fue dada en Jesús el Mesías antes de los tiempos eternos».
Jesucristo, no solo nos imparte gracia salvadora inmerecida, sino que Él mismo vino a ser nuestro Salvador y Señor. No solo nos ha dado vida eterna, sino viene a ser nuestra vida, para que sea el todo en todo. La plenitud divina encarnada en Jesús, es inagotable para nosotros: nos dio gracia para nuestra salvación, nos da gracia para nuestra santificación y nos dará gracia para nuestra glorificación futura.
La gracia de Dios por medio de Cristo, es real y efectiva en la vida de todo elegido y su accionar es multiforme. Además, fielmente nos suministra los medios que Él ha puesto a su disposición para crecer en la gracia y el conocimiento de Cristo.
Quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos. 2 Timoteo 1:9
Categorías: Pensamientos