Mateo 15:1-20

​ Tenemos la costumbre de monitorear nuestro comportamiento mientras ignoramos en gran medida nuestro corazón. Después de todo, ¿cómo controlas tu corazón? No puedo desviarme mucho en mi comportamiento sin que alguien me llame la atención. Pero ¿qué sucede con mi corazón? Eso parece un poco más complicado. Jesús expresó Leer más…